España y la no publicidad del juego: la historia continúa

18.02.2021

Ley de publicidad del juego España

Las reacciones negativas por parte del sector ante el nuevo decreto ley sobre la publicidad del juego aprobado en noviembre en España no se han hecho de rogar y han resaltado en especial algunas contradicciones, rebatiéndolas con datos reales.

Resulta curioso que la aprobación de la nueva ley de publicidad del juego en España y la larga lista de restricciones que implica enganchara al sector tan desprevenido que muchos clubes deportivos se encontraran con contratos de patrocinio vigentes que incumplían el nuevo decreto.

Por todo ello y mucho más, la Asociación de Juego Digital y la Asociación de Medios e Información son algunas de las entidades que han mostrado su disconformidad y han optado por presentar recursos al Tribunal Supremo.

Habrá más medidas en la Ley de publicidad del juego

En su momento, se dijo que una de las finalidades del nuevo Real Decreto sobre Comunicaciones Comerciales del Juego era blindar a las franjas más vulnerables de la sociedad, como las clases más pobres, los menores de edad o los más jóvenes, las cuales, aseguran, habían aumentado notablemente su presencia (física o en línea) en las casas de apuestas durante el confinamiento. Y, en esta misma línea, recientemente desde el ministerio de consumo se ha anunciado que la gestión del dinero recaudado de los operadores se concentrará ahora en prevenir la ludopatía y proteger a la figura “del consumidor vulnerable”.

Resulta un tanto sorprendente, puesto que en principio ya es lo que se venía haciendo, pero se han anunciado nuevas medidas como la comunicación entre los distintos registros de autoexclusión de las comunidades autónomas y el estatal, que hasta ahora no estaban conectados, y se ha prometido una reforma de la Ley de publicidad del juego en España durante este año 2021 con el objetivo de regular más al detalle el juego de azar en línea, pasar a considerar también algunos videojuegos como juegos de azar y crear una normativa de atención al cliente y protección del usuario de los casinos online en España.

Así que, por orden cronológico, nos encontramos con que primero el juego de azar y las casas de apuestas son considerados por el ministro de consumo un «sector y una problemática en alza», al cual acorralan para que no pueda publicitarse, pero luego se espera que sigan teniendo las mismas ganancias para aportar al estado a través de los impuestos recaudados un dinero que servirá para aplicar nuevas medidas que potencien el juego responsable que, a su vez, no deja de ser algo que los mismos casinos y casas de apuestas comulgan.

Contratos a medias y palabras duras

En casos similares, como pasó por ejemplo con la ley de publicidad del tabaco, se habían concedido prórrogas para dejar que se extinguieran los contratos vigentes. Por este motivo y por que había 25 clubes de fútbol que habían firmado acuerdos con casas de apuestas cuando era legal, se pidieron moratorias de hasta un plazo de tres años para poder agotar los patrocinios ya contratados.

Sin embargo, el ministro de consumo, Alberto Garzón, un mes antes de sacar el decreto a la luz había pedido por carta a los clubes de fútbol que no firmaran patrocinios con casas de azar y más adelante les recordó que debían extinguir dichos contratos de publicidad al final de esta temporada, a partir del 30 de agosto de 2021. Expresiones como «función social» refiriéndose a los clubes en general, «echar un pulso» en cuanto a los que sí firmaron acuerdos de publicidad, «supuesta selva del juego online» o el decir que el juego es «un sector y una problemática a la alza» hacen que parezca que la autoridad vigente está bastante en contra de la industria del juego.

Estas declaraciones fueron contestadas por el director general de la Asociación de Juego Digital español (Jdigital), Andrea Vota, quien negó que el perfil del jugador español fuera impulsivo y lo corroboró con datos de la propia DGOJ. Según las informaciones publicadas en el Perfil del Jugador Online, el número de jugadores ha incluso descendido en un 7,20%. Además, los jugadores jóvenes (de 18 a 25 años) son los que menos dinero se dejan en ello y el gasto medio de un jugador online no llega a los 10 euros. En cuanto a las pérdidas, más del 50% de los jugadores tienen entre 100 euros de pérdidas y 100 euros de ganancias al año, unos números muy moderados.

Al compararlas, salta a la vista que estas cifras se contradicen con las declaraciones del ministro de consumo, por lo cual la Jdigital considera que se está llevando a cabo una campaña negativa sin fundamentos en contra del sector, que ya es de por sí el más controlado de la economía española.

Indefensión y desprotección, la reacción del sector

Mientras el ministro de Consumo declara que el objetivo del nuevo decreto es proteger al consumidor, Jdigital teme lo contrario, puesto que, asegura, la falta de información y publicidad libre fomentará el mercado negro. Considera que la nueva legislación se basa sobre falsos mitos creados por partidos políticos y no ratificados por datos reales, por que lo presentó un recurso contra el Real Decreto sobre Comunicaciones Comerciales del Juego, que fue aceptado a trámite por el Tribunal Supremo el 19 de enero.

Aún así, no es la única entidad que ha presentado un recurso en TS, también lo ha hecho, y en primer lugar, la patronal de medios de comunicación de prensa escrita española, conocida como Asociación de Medios e Información (AMI), que se opone a la pérdida de la posibilidad total de anunciar operadores y casas de apuestas.

Este es, sin duda, un tema peliagudo que dará de qué hablar.

Compartir
Escribe un comentario