El juego en Brasil ya es legal

24.12.2018

Legalización del juego en Brasil

El 12 de diciembre del año 2018 sucedió lo que tanto se esperaba desde hace varias décadas en Brasil: se legalizó el juego. El presidente de la República Federativa Michel Temer firmó solemnemente la Medida Provisoria MP 846/2018 en el Palacio de Planalto. A partir de ahora los operadores de apuestas deportivas y juegos online pueden ofrecer sus servicios de forma legal recaudando millones de reales brasileños para la hacienda.

Juego legal es un reto

La firma de la ley 846/2018 es un fruto del trabajo del Senado, la Cámara en pleno y la Cámara de Diputados que empezó su largo recorrido en el 2014 desde la propuesta legislativa 186/2014 y sufrió muchos cambios, debates y protestas. Por otro lado, es solo un primer paso hacia el sector del juego 100% regulado y un gran reto para el país más grande de América Latina. Las administraciones de los ministerios de seguridad pública, cultura y deporte encargados por supervisar el proceso de regulación del juego y recaudación de fondos para programas públicos han de afrontar una serie de problemas y consecuencias del mercado libre.

El texto de la Medida Provisoria da una definición genérica de "loterías, juego online y actividades de apuestas a cuota fija" legales sin entrar en detalles de quién y en qué condiciones puede ejercer tales actividades. Serán las tareas del Ministerio de Finanzas para los próximos dos años de elaborar una regulación estricta del mercado de juegos en Brasil.

Ventajas de legalización del juego para Brasil

El presidente tiene una visión muy optimista del futuro del juego en Brasil que supone "la integración y la interacción entre seguridad, deporte y cultura" con muchas nuevas oportunidades sobre todo para el pueblo brasileño. La legalización del juego tiene como objetivo fomentar el desarrollo del sector turístico relacionado con los servicios de juegos de azar, así como implementar varios programas públicos de desarrollo de deporte y cultura financiados por los impuestos del juego legal.

Según los previos estudios del Instituto Brasileño del Juego Legal, los brasileños gastan unos 20 mil millones de reales (unos 4.530 millones de euros) al año en los juegos y apuestas previamente ilegales. También cabe mencionar los ingresos oficiales de la lotería nacional Jogo do Bicho, el único juego de azar autorizado por el estado hasta diciembre 2018 que genera alrededor de 12.000 millones de reales brasileños (2.700 millones de euros) anuales. Además, muchos brasileños solían viajar a los países vecinos con el juego legalizado gastando miles de dólares en locales de apuestas y casinos de Uruguay o salas de juegos en Colombia.

Teniendo en cuenta dichas cifras y estimaciones, el gobierno de Brasil espera recaudar del sector de juego legal unos 94 millones de euros para la cultura, unos 143 millones para el deporte y unos 230 millones de euros al año para la seguridad pública.

juego legal en Brasil

Juego Online en Brasil

El sector del juego online en Brasil es una de las tareas prioritarias para las administraciones públicas puesto que el mercado de juegos digitales suele generar más irregularidades que el juego presencial sobre todo en la etapa inicial. Según las estimaciones, los brasileños gastaban anualmente unos 950 millones de dólares en los casinos online extranjeros ilegales por entonces.

Aprovechando la legalidad de "apuestas de cuota fija" enmarcadas en la ley, se espera la aparición de numerosas modalidades de loterías y juegos de azar virtuales que precisarán un control más estricto. Con lo cual, antes de registrarse y depositar dinero en alguna web de juegos online, los brasileños deberán asegurarse que el operador posee la licencia de juego emitida por el estado brasileño de para evitar los fraudes y garantizar el pago de sus premios.

De hecho, la cuota establecida de devolución del dinero apostado online en premios es una de las más altas del mundo. Los operadores online se comprometen a premiar a sus clientes con un total del 89% del importe recaudado de juegos y apuestas.

Contando con la población de 209,3 millones de personas, Brasil pasa a ser uno de los mercados del juego legal más grande y más potente del mundo.

Compartir
Escribe un comentario