Negocio de Juegos de azar de Nueva Zelanda

El Juego en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es una nación insular en Polinesia. Según las leyes de Nueva Zelanda, los juegos de azar son legales. La facturación anual en la industria es de 2.000.000.000 dólares de Nueva Zelanda (NZD). En el país funcionan 4 casas de juego físicas y una sala de juego a Bingo. Los casinos online de Nueva Zelanda no pueden ejercer una actividad legal, pero los jugadores tienen acceso libre a los sitios web extranjeros. Estos sitios web no están bloqueados y no se imponen sanciones por usarlos.

Casinos online en Nueva Zelanda

Según la legislación vigente, está prohibida la actividad de los sitios web que ofrecen juegos de azar a distancia. Pero esto no significa que los casinos online estén totalmente prohibidos en Nueva Zelanda. Las autoridades no limitan el acceso a los sitios web extranjeros. La página más conocida de juegos de azar entre los jugadores de Nueva Zelanda es 365bet.com. El corredor de apuestas internacional obtiene un 20% del volumen de transferencia en el sector online. En el segundo lugar está la lotería nacional Mylotto.co.nz, y en el tercero el totalizador Tab.co.nz. Los admiradores del póquer de Nueva Zelanda prefieren jugar en el sitio web Pokerstars.com, y la página más conocida entre los admiradores del bingo es Bingocabin.com.

Tragamonedas más jugadas

Los videojuegos de tragaperras es una de las variedades de los juegos más jugados en el país. En Nueva Zelanda se llaman "pokies". Entre los jugadores de Nueva Zelanda las máquinas tragamonedas más jugadas son Gonzo’s Quest, Batman, The Wizard of Oz y Medusa II. En Nueva Zelanda no operan ningunos fabricantes conocidos del software de juegos. El fabricante extranjero más conocido en el país es la compañía Playtech.

Legislación del juego

La legislación del juego que regula actualmente el negocio de juegos de azar en Nueva Zelanda, fue aprobada en el año 2003. Fue decretada en vez de las normativas de los años 1977 y 1990. Es enmendada continuamente. La ley persigue los objetivos de controlar la industria de los juegos de azar y minimización de los daños de los juegos, crear una lista de los juegos de azar permitidos, fometar el juego responsable, asegurarse de la honestidad y la justicia de los juegos de azar, la prevención de infracciones en el sector de los juegos de azar y la taréa de involucrar a la asociación en la toma de decisiones relacionadas con los juegos de azar.

Según la legislación del juego actual, no se otorgan más las licencias que permiten llevar a cabo las actividades de casinos físicos en Nueva Zelanda. Sin embargo, los permisos vigentes pueden ser prolongados. Los operadores de Nueva Zelanda no tienen derecho de ofrecer servicio a los jugadores durante las fiestas nacionales religiosas. En caso opuesto, la administración del casino podrá recibir una multa de 10.000 NZD.

Para participar en loterías el jugador deberá tener más de 18 años, la edad mínima de los jugadores del casino es de 20 años. En Nueva Zelanda existe el mecanismo de autoidentificación de los jugadores en riesgo de adicción. Si el jugador entiende que los juegos de azar le perjudican, puede solicitar la prohibición para visitar el casino. 

Licencias del juego

Según la legislación del año 2003, existen 4 tipos de licencias del juego. Los de clase 1 son los juegos con premios y facturación máxima de 500 NZD, sin uso de máquinas de juego, los de clase 2 son los juegos similares con premios potenciales y facturación máxima de 5.000 NZD, los de clase 3 son juegos sin uso de máquinas con premios y facturación de más de 5.000 NZD y los de clase 4 son las máquinas tragamonedas.

Pueden ser licenciados sólo los juegos de la clase 3 y 4. Cada uno de ellos tiene su tipo de licencia con requisitos correspondientes.

Licencia de juego clase 3

Esta categoría incluye la mayoría de los juegos de casino. Para obtener la licencia de juego clase 3 es necesario hacer una solicitud que incluya los datos sobre los juegos, la lista de éstos y las reglas, también debe contener la información de los premios planificados y en último lugar debe contener la dirección y otros datos de contacto del operador.

Al registrarse, al operador podrán exigirle la documentación que acredite la solvencia e historial de créditos positivo, la ausencia de antecedentes penales de los fundadores, etc. Al caducar el plazo de la licencia, ésta puede ser prolongada a condición de que sus dueños no hayan infringido las normas establecidas.

Licencia de juego clase 4

El procedimiento de la concesión de la licencia de juego clase 4 es similar a la clase 3. Al presentar la solicitud, el titular de la licencia deberá adjuntar la descripción de la experiencia en el sector de juegos de azar, y además tendrá que informar a las autoridades de control sobre los métodos que aplicará para cooperar en la lucha contra la adicción al juego. Para obtener la licencia de casino y loterías existen procedimientos especiales, pero como fue mencionado, los nuevos permisos no se otorgan actualmente.

Regulador del juego

La resolución de cuestiones jurídicas que están relacionadas con los juegos de azar en Nueva Zelanda, corresponde a la competencia de la Comisión de Nueva Zelanda de juegos de azar (New Zealand Gambling Commission). Es una institución especial que fue fundada en el año 2003 al mismo tiempo cuando se tomó la legislación correspondiente. El puesto dirigente de la comisión está ocupado por Graeme Reeves.

El regulador del juego funciona en cooperación con Ministerio de Salud (New Zealand Ministry of Health). Se realiza el control y la estadística de la extensión de adicción al juego y se toman medidas para reducir el daño de los juegos de azar. Todos los operadores con licencia deben concurrir al cumplimiento de estos objetivos. Además, el Ministerio de Asuntos Interiores de Nueva Zelanda (Department of Internal Affairs) controla el cumplimiento de legislación vigente de los juegos de azar.

Desarrollo del juego en Nueva Zelanda

El mercado de los juegos de azar de Nueva Zelanda está formado y establecido. Debido a las limitaciones del otorgamiento de las nuevas licencias, no se puede hablar de un desarrollo del juego o de una recuperación del sector. Los operadores que poseen licencias actualmente, satisfacen completamente las necesidades de los jugadores de Nueva Zelanda. Las autoridades intentan reglamentar la actividad de los casinos online. Incluso para los corredores de apuestas deportivas se aplicará el impuesto del 2% de los ingresos obtenidos de los jugadores de Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda tiene buena base de legislación en el sector de juegos de azar, que se considera muy amistosa en relación a los jugadores y atiende sus intereses. En el país hay un compromiso racional entre la lucha contra la adicción al juego y la creación de condiciones cómodas para los jugadores.

Mi opinión sobre el software
DMCA.com Protection Status 18+ jugarbien.es