Licencias de juegos

Casinos Seguros

Los casinos online crecen cada día. Por ello lo primero que hay que tener en cuenta antes de jugar online es conocer la legislación de tu país en cuanto al juego. Ya que en algunos países no existe una ley que regularice el juego online. Eso no significa que sea ilegal, sino que el juego en dicho país no está regulado. Como no existe una ley mundial que regularice los casinos para que sean seguros y legales, cada país desarrolla sus propias leyes del juego.

Casinos Seguros

Cómo saber si un casino es seguro

Para asegurarnos de que un casino es seguro lo primero que tenemos que averiguar es la licencia que posee. Normalmente esta información se proporciona a pie de página del casino con los sellos de los órganos reguladores nacionales o internacionales. Estas organizaciones imponen unos requisitos altos a los operadores.

Si el juego no está regulado en un país y no es ilegal, los casinos online pueden actuar en ese país con una licencia internacional. Es decir, una licencia de las organizaciones internacionales como puede ser la comisión de Alderney (Alderney Gaming Control Commission), Costa Rica Gaming Commission, Curacao eGaming Licensing Authority, Gambling Supervision Commission Isle of Man, Malta Lotteries & Gaming Authority, Panama Gaming Control Board, Kahnawake Gaming Commission, Antigua Directorate of Offshore Gambling y UK Gambling Commision. Dicho vacío legal es aprovechado por los casinos online.

Si el juego está regulado en un país, suele ser un organismo estatal el que conceda las licencias. Así, la Dirección General de Ordenación del Juego en España es el orgnismo del Estado que concede licencias para que los casinos online puedan operar en España de forma legal. Al igual ocurre en Colombia donde Coljuegos regula a los operadores que desean realizar su actividad en el país. Las licencias también pueden ser concedidas por las autoridades provinciales como ocurre en Argentina.

Licencias Internacionales de los Casinos

Algunos países diferencian las licencias según el tipo de establecimiento. Por ello, conceden diferentes licencias a casinos, clubs de juego que tengan solo tragamonedas, salas de bingo, centros recreativos, etc. En el Reino Unido, por ejemplo, el casino online debe tener tres tipos de licencias para poder operar. Licencia para hacer negocios, licencia para el personal y licencia para una plataforma de juego concedida por las autoridades locales. Además el Reino Unido, concede licencias distintas de acuerdo a los tipos de máquinas tragaperras y su nivel de apuestas y premios.

Licencia de Malta

La licencia de Malta es concedida por Malta Gaming Authority (MGA). El regulador fue fundado en 2001 por la ley de Lotteries and Other Games Act. Malta concede licencias para todo tipo de juegos de azar. Es una de las primeras jurisdicciones que prestó atención seriamente a la industria del juego en línea. El regulador desarrolló unas reglas meticulosas para regular las plataformas en línea.

Licencia de Curacao

Curacao eGaming Licensing Authority es uno de los reguladores más antiguos. Su licencia tiene reconocimiento entre los operadores gracias a su precio e impuestos bajos. Se requiere una sola licencia para todos los tipos de juegos de azar.

Licencia de Gran Bretaña

El regulador UK Gambling Commision fue fundado en el 2005 y es una de las jurisdicciones más prestigiosas. Concede licencias para casinos, bingo, apuestas deportivas y otros tipos de juegos de azar. La organización impone unos requisitos bastante altos a sus operadores.

Licencia de Kahnwake

El regulador canadiense Kahnawake Gaming Comission La licencia concede licencias desde el año 1996 para los juegos de azar en línea, para los suministradores del software de juego y para los salones de póquer.

Licencia de Alderney

Alderney Gaming Control Commission fue fundada en 2000 y se dedica a la regulación de la industria de juegos online. La organización concede licencias de dos categorías: la primera abarca las organizaciones de juego, y la segunda las transacciones en las plataformas de juego.

Licencia de Antigua

El regulador es Antigua Directorate of Offshore Gambling, fundado en el año 1994. Las páginas web licenciadas por este órgano se encuentran en la lista blanca de las jurisdicciones del Reino Unido. El regulador concede dos tipos de licencias: para las apuestas interactivas (wagering) y para los juegos (gaming).

Licencia de Costa Rica

Es concedida por el regulador Costa Rica Gaming Commission. En Costa Rica no existe una legislación estricta sobre la industria del juego y las compañías no son verificadas ni comprobadas de ninguna manera. La licencia costarricense es a menudo usada por casinos de imagen dudosa.

Licencia de la Isla de Man

Las licencias son concedidas por Gambling Supervision Commission (Isle of Man) fundada en el 1962. Aquí se desarrolló una de las legislaciones más minuciosas y precisas para la industria del juego. Se conceden licencias completas para el negocio, sub-licencias (si el titular trabaja con un solo suministrador), licencias de red (si los juegos se proporcionan a usuarios extranjeros).

Licencias de Panamá

El regulador Panama Gaming Control Board concede licencias para todo tipo de juegos de azar desde el año 1998. La concesión de licencias en la industria del juego determina en muchos aspectos la transparencia y eficacia del negocio del juego en el estado. Un sistema bien elaborado con pagos e impuestos razonables siempre favorece al desarrollo de una industria del juego legal.

Cómo se obtiene una licencia del juego

Normalmente, para obtener una licencia el operador tiene que cumplir con ciertos requisitos y presentar unos documentos. Entre los requisitos a menudo figuran:

  • El operador tiene que disponer de una oficina en el territorio del país en que obtiene la licencia.
  • En algunos países se requiere que el operador esté dado de alta como sociedad anónima. En otros la licencia puede ser obtenida también por una persona física.
  • A menudo el operador tiene que disponer de un cierto capital de seguro para asegurar pagos a sus clientes. Este requisito también es válido para los casinos virtuales.

El operador tiene que comprobar su buen estado económico y fiabilidad. Entre los documentos suelen figurar la información sobre la persona jurídica o física, su contabilidad, distintos certificados e informes (por ejemplo, sobre el capital de seguro). A veces se incluye la descripción de los juegos proporcionados y sus reglas.

Para que un casino online sea legal en España debe tener base en la zona económica de la UE estar inscrita en el Registro Mercantil español. Las empresas extranjeras pueden ser registradas en el registro correspondiente de su propio país y en el Registro general de licencias del juego (General Registry of Gambling Licences). Además cada autoridad local es responsable de los juegos de azar dentro de su comunidad autónoma. Cataluña es la comunidad autónoma donde más se juega. 

Coste de las licencias

Normalmente el Estado establece el coste de la licencia que tiene que pagar un casino online. A veces después de pagar la licencia, es necesario realizar pagos mensuales o anuales. En España el precio de una licencia para apuestas y otros juegos es de unos 100.000€.

En algunos países no es necesario pagar una licencia. Por ejemplo, en Luxemburgo no hay que pagar por la licencia, pero es necesario explicar detalladamente que la introducción de un nuevo operador no va perturbar el balance actual entre la demanda y la oferta.

Casinos Online Legales

Los países con casinos online legales dedican una especial atención a la regularización de este sector. Las reglas de actividad de los portales de juego y el acceso a ellos se regulan a nivel legislativo. Según las estadísticas, el mercado de juegos de azar online crece en un 8 a 15% al año. Esto se debe a distintos factores como la legalización del juego en línea en los países en que antes lo prohibían, aparición de nuevos operadores y proveedores de software de juego y apertura de unos casinos virtuales nuevos.

Los aspectos normativos de la actividad de los casinos virtuales son distintos en los diferentes países. No obstante, existen posiciones similares vigentes en todos los estados:

  • La tramitación de la obtención obligatoria de licencias para los portales de Internet. Los potenciales operadores de casinos virtuales están obligados a presentar una cantidad considerable de documentos y obtener la licencia para la prestación de su actividad. Cada solicitante es escrupulosamente verificado según los requerimientos correspondientes por los órganos estatales reguladores de la actividad de juego.
  • Vigilancia de las limitaciones de edad. Las personas menores de edad tienen prohibido el acceso a los casinos virtuales. Las exigencias sobre la edad varían de los 18 a los 21 años dependiendo de las leyes vigentes en el estado. Los portales de juego verifican escrupulosamente las cuentas.
  • Establecimiento de límites financieros. Para evitar maquinaciones criminales y fraudulentas, y también para proteger los usuarios de la ludopatía, los portales virtuales introducen límites para la realización de transacciones financieras. Tradicionalmente, existen varios niveles de restricciones: limitación del depósito/retiro diario, semanal y mensual.
  • Prohibición de la concesión de créditos. La mayoría de estados prohíbe a los casinos virtuales ofrecer dinero en crédito a los jugadores para la realización de apuestas.
  • Reglas de gestión de la política de marketing. A los casinos virtuales se les prohíbe publicitar abiertamente los juegos de azar. El envío de información sobre todas las bonificaciones posibles y las ofertas promocionales se lleva a cabo únicamente con el consentimiento de los jugadores.
  • Colaboración con los servicios de soporte técnico a los jugadores. Para evitar los efectos negativos de los juegos de azar y la aparición de la ludopatía, los casinos están obligados a colaborar con los órganos correspondientes. Además, los mismos colaboradores de los portales realizan un seguimiento sobre la posibilidad de aparición de síntomas de dependencia. En caso de necesidad, es posible un bloqueo preventivo de las cuentas. Los contactos de los servicios de soporte se distribuyen en las páginas web.
  • Control de los requerimientos legales de distintos países. No se permite el registro en el casino de los habitantes de aquellos países en que los juegos de azar están prohibidos. La lista de países se publica en las reglas del portal.

Las cuestiones referentes a la tributación se tratan distintamente en cada país. Los organizadores de las entidades de juego están obligados a efectuar distintos pagos y cobros de licencia. Las reglas de tributación de los jugadores varían desde la liberación total o parcial de los depósitos hasta el pago del impuesto sobre la renta.

El número de estados que prohíben los juegos de azar en Internet disminuye con cada año. Teniendo en cuenta la perspectiva del desarrollo de la industria del juego y la posibilidad del incremento de los ingresos públicos, los gobiernos dan paso a la industria del juego en línea. La legalidad y las normas de organización de la actividad de casinos virtuales son determinadas por la legislación de cada estado en concreto.