juego de Blackjack

Blackjack

El Blackjack es uno de los juegos de cartas más conocidos de todo el mundo junto con el poker. El blackjack es un clásico de los juegos de casino que se ofrece prácticamente en cualquier casino online. Algunos juegos de Blackjack aplican cambios en las normas clásicas, dando más ventaja y libertad al jugador. Por lo que pueden existir diferencias en cuanto al mínimo y el máximo a apostar por mesa o las reglas convencionales del juego. Descubre cómo jugar al blackjack y a otros juegos de casino. Practica tus habilidades con las versiones demo sin descargar. 

Cómo jugar al Blackjack Online

Existen variantes del Blackjack que se diferencian de las reglas clásicas por el número de cartas, los premios o las combinaciones ganadoras. En cualquier caso, el juego se lleva a cabo en una mesa en cuyo tapete están marcados con rectángulos las 7-12 casillas de apuesta de los jugadores. Correspondientemente, pueden participar en la partida uno o más de un jugador y cada uno de ellos puede apostar en tantas casillas disponibles como quiera, pudiendo de esta manera jugar a varias manos.

Todas las cartas se reparten abiertamente. Al inicio, el crupier da dos cartas por casilla con apuesta y una carta a sí mismo. Después, por orden se sacan las cartas en las casillas y el croupier toma las suyas. Los jugadores no compiten entre ellos para nada, el objetivo del juego es que cada jugador gane en sus casillas al crupier. El objetivo en el Blackjack consiste en sumar sus cartas sin pasarse de 21 puntos.

El valor de las cartas en el Blackjack

La variante clásica del Blackjack es aquella que se juega contra el casino con una baraja de 312 cartas (seis barajas estándares con 52 cartas cada una). El jugador procura acumular el máximo de puntos, sin pasarse de los 21, ya que en caso de exceso la mano del jugador rápidamente será considerada como perdedora y el banco del casino se quedará su apuesta, independientemente de si el dealer también tiene exceso o no. En el blackjack los palos de las cartas no tienen importancia.

Los puntos de las cartas del dos al nueve corresponden a sus valores numéricos (el dos da 2 puntos, el tres da 3, etc.), los dieces y todas las cartas con iconos (sotas, damas, reyes) dan 10 puntos cada una, mientras que los ases pueden dar 1 o 11 puntos. Al sumar los puntos de las manos con ases, se escoge la máxima puntuación, sin superar los 21. Cuando el as puede ser contado como 1 o 11 a la vez y en ambos casos no implica exceso de puntos (más de 21), se dice que la mano es "blanda", en cambio la mano "dura" es aquella en que el as solo puede contarse como 1 punto, porque de lo contrario se produce exceso.

Combinación blackjack

La primera pareja de cartas que reparte el dealer en cada casilla antes de que el jugador empiece a tomar cartas recibe el nombre de los "primeros doses". Cuando de las dos primeras cartas una es un as y la otra cualquier carta con un valor de 10 puntos, esta combinación se denomina "blackjack" y es la mayor en el juego. Es imposible tomar cartas cuando tienes el blackjack.

Una mano con el blackjack es mayor que cualquier otra, incluso que una mano con 21 puntos. Si la primera carta del dealer no es ni un as ni un diez (es decir, que el dealer no podrá tener el blackjack), en seguida se paga todas las casillas con la combinación blackjack a 3 por 2 (1,5 por 1). En el resto de casos, el pago se realiza según los resultados de las cartas del dealer.

Si las dos primeras cartas son un as con un diez, también dan el blackjack y, en esta situación, se produce empate entre todas las casillas donde haya blackjack, mientras que el resto pierde.

Seguro en el blackjack

Cuando el crupier saca el as con la primera carta, pregunta a los jugadores si quieren asegurarse en caso de que él saque el blackjack. Si se da esta situación, antes de empezar a llevar cartas a la casilla, el jugador puede realizar en un campo especial una apuesta que no supere en tamaño la mitad de su apuesta en las casillas. A esta apuesta aparte se la llama "seguro" y se paga a 2 por 1 si el dealer saca el blackjack o se pierde si después del as no saca cualquier diez.

El jugador no tiene la posibilidad de asegurar su blackjack. Cuando la primera carta del dealer es el as y el jugador obtiene el blackjack ya antes de empezar, el crupier debe proponer al jugador dinero seguro (en inglés "Even Money"), es decir, pagarle el blackjack a 1 por 1 inmediatamente. Si rechaza el dinero seguro, el jugador puede quedarse con su apuesta en caso de blackjack por parte del dealer (empate) o conseguir un pago a 3 por 2 si finalmente el crupier no saca el blackjack.

El dealer en el blackjack

Después de que los jugadores saquen sus cartas a las casillas, el crupier saca las suyas según una norma muy estricta, a menudo incluso se escribe en inglés en el tapete de juego: "El dealer debe parar de tomar cartas con 19 puntos o menos, o detenerse a los 17 puntos o más". Una vez haya sacado sus propias cartas, el crupier comparará el número de puntos a la combinación correspondiente con el resultado en cada una de las casillas jugadoras y, o bien se llevará las apuestas perdedoras, o las pagará a 1 por 1. Cuando el dealer y el jugador tienen combinaciones idénticas, se produce un empate, es decir, la apuesta no se paga ni tampoco se pierde. El crupier también puede tener exceso de puntos, en este caso todas las apuestas que queden en las casillas vencen.

Split o división de pares

Cuando el nominal de las dos primeras cartas en la casilla coincide, el crupier le ofrece la posibilidad de añadir una apuesta igual a la inicial y dividir la casilla en dos manos independientes, de esta manera continúa sacando cartas para cada mano por separado.

Si después de la división de los pares (split) vuelve a sacar una pareja de cartas iguales en una mano, el jugador está en su derecho de añadir una apuesta y volver a dividir las cartas. Algunos casinos pueden limitar el número de splits consecutivos por una misma casilla, por ejemplo, a no más de tres o cuatro veces.

La posibilidad de hacer un split existe para cualquier par de cartas de valor nominal idéntico, no obstante en el caso de los ases la división de pares se diferencia en que el jugador solo podrá realizar un único split y recibirá una única carta por as.

Si el jugador divide pares de dieces o pares de ases y de esta manera obtiene manos con un as y un diez, cada combinación de estas da 21 puntos pero no el "blackjack", que tan solo es posible en las primeras dos cartas del reparto, antes de que se empiece a tomar cartas para las casillas.

Doblar la apuesta en las primeras dos cartas

El jugador tiene derecho a doblar su apuesta en las dos primeras cartas, recibiendo de esta manera una única carta para la casilla en cuestión. En la mayoría de casinos, solo es posible doblar si las primeras dos cartas tienen un valor de 9, 10 o 11 puntos, incluidas las manos blandas con ases, aparte de los ases con el dieces, que en seguida implican el blackjack o 21 puntos en caso de split.

Apuestas en el blackjack

Con el objetivo de atraer más jugadores, a menudo los casinos realizan ligeras variaciones en algunas normas de juego, lo que normalmente aporta a los jugadores más libertad de acción e incluso aumenta matemáticamente la ventaja del jugador frente al casino. Las variantes más conocidas de las normas clásicas son las siguientes:

  • Doblar cualquier par – la posibilidad de doblar la apuesta en las dos primeras cartas no se limita únicamente a las combinaciones que sumen 9, 10 o 11 puntos.

  • Triple – después de doblar el jugador de nuevo tiene la posibilidad de añadir una apuesta equivalente a la inicial y de esta manera obtener una carta más por casilla.

  • El dealer continúa sacando cartas con 17 blandos – en los casos en que el dealer tiene entre sus cartas un as, al acumular 17 puntos se detiene exclusivamente con la mano "dura".

  • Aumento de las posibilidades y los límites de seguro – cuando el dealer tiene un as, el máximo de la apuesta asegurada se establece aparte y no se limita a la mitad de la apuesta del jugador. En esta situación, algunos casinos permiten apostar con seguro por el blackjack de cualquier visitante que se encuentre en la sala de juego, incluso si este no ha realizado ninguna apuesta en el reparto en cuestión en la mesa de blackjack.

  • Punto dorado – es el nombre que reciben un par de ases al salir con las dos primeras cartas y se considera la combinación máxima, ganando incluso al blackjack.

  • Tres sietes – al sumar en cualquier mano una combinación de 21 puntos con tres sietes, en muchos casinos el jugador recibe un bonus adicional, por ejemplo, una botella de champagne o algún otro premio.

  • Blackjack de un único palo – si un as y una carta con un valor nominal de diez puntos resultan ser de un mismo palo, el pago de la ganancia se realizará a 2 por 1, siempre que se haya acordado previamente.

  • 7-card Charlie (Charlie de siete cartas) – en caso de que el jugador haya acumulado en su mano siete cartas sin exceso de puntos, esta mano gana a cualquier otra combinación, incluso al blackjack del dealer. También en ocasiones puede premiarse aparte los 5-card Charlie y 6-card Charlie, es decir cinco y seis cartas sin exceso correspondientemente.

Si tiene dudas sobre qué reglas se usan en un establecimiento de juego en particular, siempre es recomendable preguntar a un miembro del personal. Si juega al blackjack en un casino en vivo o en línea por dinero real, no dude en contactar al equipo de soporte del casino.

Apuestas laterales en el blackjack

Algunos juegos de blakcjack pueden conceder la posibilidad de realizar apuestas adicionales que, a menudo, se juegan independientemente de las apuestas principales realizadas en las casillas:

  • Perfect Pair (el par perfecto) — Se apuesta para que con el reparto en las casillas consigas dos cartas idénticas. También existe una variante homónima independiente del blackjack.
  • Jackpot de Ases — Se apuesta por que con cuatro cartas el jugador y el dealer obtendrán dos o más ases. La ganancia máxima (jackpot) a menudo se obtiene por 4 ases de un mismo color y palo.
  • Hi/Low 13 — Se apuesta por que la suma del valor de sus primeras cartas sea superior, inferior o igual a 13 puntos.
  • Bonus de un palo — e apuesta para que las dos primeras cartas del jugador sean de un mismo palo.

Tipos de Blackjack

El Blackjack ha  serie de variaciones con reglas bastante distintas, sin embargo, reciben el mismo nombre y tienen el mismo principio de acumulación de 21 puntos máximo. A continuación, se enumeran las variedades más populares:

Blackjack europeo

En el blackjack europeo se usa una baraja de 104 cartas (dos barajas estándares de 52 cartas). Las reglas de este juego se parecen a las clásicas. El crupier cuenta y toma las cartas según las mismas normas y el jugador también tiene opción de dividir pares, doblar, abandonar el juego y asegurarse cuando el dealer saca un AS.

Vegas Blackjack

El Vegas Blackjack esta es una variedad originaria de América del Norte y habitual en los casinos de Nevada. Se juega con una baraja de 104 cartas. En las variedades norteamericanas del juego el dealer normalmente toma 2 cartas al principio y mantiene una de ellas bocabajo hasta el final de la ronda. El resto de reglas no varían respecto a las clásicas, a excepción de cuando la carta boca arriba del crupier es un 10 o un AS, entonces, él mira cuál es su segunda carta y, si tiene el blackjack, todas aquellas manos que no lo tengan también pierden.

Atlantic City Blackjack

Es una versión también propia de Norteamérica, popular en los casinos de Atlantic City. Al igual que en el Blackjack de Las Vegas, cuanto el dealer tiene un 10 o un as en la carta abierta, seguidamente debe comprobar si tiene la combinación blackjack. Se juega con 416 cartas o 8 barajas estándares de 52 cartas.

Blackjack Switch

Esta variante se ofrece básicamente en los casinos virtuales y se lleva a cabo con seis barajas estándares y dos casillas a la vez. El jugador tiene derecho a intercambiar entre sus dos casillas las dos cartas superiores después del primer reparto. Ya que en esta versión la combinación blackjack sale con más frecuencia, en Blackjack Switch se paga siempre a 1 por 1. El dealer para de tomar cartas cuando tiene una mano blanda con 17 puntos.

También existe la apuesta adicional "Super Match" que se acepta hasta antes de empezar a tomar cartas y depende de la coincidencia o no de los valores nominales de las primeras cuatro cartas en las dos manos del jugador: si coincide un par se paga a 1 por 1, tres se pagan a 5 por 1, dos pares a 8 por 1 y cuatro cartas idénticas a 40 por 1. Dichos pagos pueden diferenciarse en función del casino.

Perfect Pair 

Esta variante aparte del Blackjack se juega con cinco barajas estándares (en total 260 cartas) y ofrece la apuesta adicional de bonificación "Perfect Pair" (el par ideal). Si las dos primeras cartas del jugador resultan del mismo valor y palo, se gana esta apuesta de bonificación y se paga a 25 por 1.

Pontoon

EL Pontoon es la versión inglesa del 21 con reglas parecidas a las del Blackjack y habitual sobre todo en Australia, algunos países de Asia y propiamente en Gran Bretaña. La mayor combinación en el Pontoon es un 7-7-7 y se puede pagar a un máximo de 5 por 1, mientras que la combinación que lleva el mismo nombre que el juego, es decir, el as y el diez, se paga a 2 por 1 y el 5-card trick, es decir, cinco cartas sin exceso, se paga a 3 por 2. Además, al Pontoon se juega sin los dieces, aunque las sotas, damas y reyes se cuentan a 10 puntos cada una.

Blackjack español

Entre todas las variantes del Blackjack, esta es la que más se diferencia del original en sus normas. Para jugar se usa 8 barajas de cartas, sin embargo no se trata de las barajas habituales de 52 cartas, sino de las barajas "españolas", que cuentan con 58 cartas cada una. Cabe subrayar que la ventaja matemática del casino contra los jugadores es mucho más elevada en esta versión que en el Blackjack clásico.

El resto de normas no varían respeto al original, con la diferencia de que el jugador puede dividir las primeras cartas tres veces, es decir, jugar con 4 manos de golpe. También, en ocasiones en el juego se tiene en cuenta el palo de las cartas y el jugador obtiene ganancias adicionales por algunas combinaciones aparte:

  • 21 puntos con 5 cartas – se paga a 3:2.
  • 21 puntos con 6 cartas – se paga a 2:1.
  • 21 puntos con 7 y más cartas – se paga a 3:1.
  • Combinaciones 6-7-8 y 7-7-7 de distintos palos – se paga a 3:2.
  • Combinaciones 6-7-8 y 7-7-7 de un mismo palo – se paga a 2:1.
  • Combinaciones 6-7-8 o 7-7-7 de picas – se paga a 3:1.
  • Combinaciones 7-7-7 de un mismo palo, cuando el dealer tiene un 7 boca arriba – se paga a 50:1.

Los pagos pueden variar según las normas del casino.

Torneos de Blackjack

Muchos casinos, tanto convencionales como virtuales, organizan torneos de Blackjack. De acuerdo con las normas originales del Blackjack, el jugador tiene derecho a competir exclusivamente con el crupier o dealer. Los torneos de Blackjack dan a los jugadores la posibilidad de jugar al Blackjack compitiendo entre ellos en resultados, mientras cada uno de ellos juega contra el crupier.

Al empezar el torneo, cada participante realiza una apuesta inicial y recibe a cambio la misma cantidad de fichas del torneo de juego. A continuación, el juego puede desarrollarse en unas cuantas rondas, eliminándose los jugadores con menos ganancias o por restricciones de tiempo. Se declarará vencedor aquel jugador que haya mostrado un mejor resultado de juego económicamente hablando y a menudo suele haber más de una posición ganadora.

Dado que la celebración de tal evento requiere disponibilidad simultánea de distintas mesas de juego, no todos los casinos convencionales se pueden permitir con regularidad organizar torneos de Blackjack para un elevado número de jugadores. Sin embargo, los casinos online pueden celebrar permanentemente torneos para grandes masas de jugadores sin que ello implique ninguna complejidad, por lo que las competiciones de Blackjack por Internet ya ocupan desde hace tiempo una posición líder en los juegos de azar en línea.

Cuándo surge el Blackjack

En el siglo XVII, en Francia, gozaba de gran prestigio el juego "Vingt-et-Un" (en español "Veintiuna"). Esta versión del juego de Blackjack es considerada mayoritariamente como el antepasado más próximo al blackjack. Aunque el juego francés de 21 puntos fue precedido por juegos de cartas no menos populares como "Chemin de Fer" y "French Ferme", con normas muy similares.

La literatura italiana de principios del siglo XV también menciona y describe un juego de cartas llamado "Trentuno" (en español "Treinta y uno"), cuyo principio de juego equivale a las reglas del 21, pero con la única diferencia de que el jugador empieza con tres cartas, en vez de dos, y el máximo de puntos a recoger era de 31.

Los documentos españoles del siglo XV dejan constancia de un popular juego con nombre y reglas parecidos. En el siglo XVII, Cervantes, el escritor español, ya mencionaba en su obra el juego "Veintiuno", cuyo título habla por sí mismo. De entre los juegos de cartas con un principio de acumulación de puntos parecido al blackjack cabe destacar el juego italiano "Sette e mezzo" (en español "Siete y medio"), al cual se continúa jugando a día de hoy desde el siglo XVII y cuyo nombre corresponde al máximo de puntos a sumar a partir de una baraja de 40 cartas, de las cuales aquellas con iconos aportan medio punto y el rey de tréboles desempeña el rol de joker.

Los detalles exactos del lugar y el momento en que se inventó el juego del blackjack se disuelven en las profundidades de la historia medieval de Europa, pero sí se conoce con exactitud el lugar, el momento y la causa del origen del actual nombre del juego. Ocurrió en las casas de juego de los Estados Unidos de América en el siglo XIX, en una época en que ya se ofrecía una variante del "21" con normas diseñadas a favor del jugador y, por tanto, en contra del establecimiento. Para acrecentar su popularidad, los dueños de los casinos decidieron que las combinaciones de las dos primeras cartas se pagarían aparte y con un premio más elevado que el simple 1 por 1.

Para aquellos entonces, una sota y un AS de picas formaban la mayor combinación y recibía el nombre de Blackjack (literalmente "la sota negra") y dio lugar al nombre del juego.

En una versión más tardía del juego, que ahora es considerada clásica, la combinación máxima de cartas continúa denominándose "blackjack" y a pagarse a 3 por 2, es decir, una vez y media mejor que antes. Actualmente, el rol que desempeña una sota con un AS lo puede desempeñar cualquier diez y los palos de las cartas han perdido completamente su relevancia en el juego.

Copyright 2019. Todos los derechos reservados NeonSlots.es