Leyes de juego en Hungría

El Juego en Hungría

Hungría es un país de Europa Central que legalizó todas las formas de juego y entretenimientos de azar. La legislación del país regula claramente las reglas del funcionamiento de la industria de los juegos de azar en establecimientos físicos y en el segmento online.

El mayor proveedor de juegos de azar en Hungría es la empresa Szerencsejáték. Propiedad del gobierno hasta el 2012, tenía el monopolio de la industria del juego en el país. El proveedor tenía los derechos exclusivos para todos los juegos de lotería, poseía uno de los dos casinos existentes en ese momento e invertía en el otro.

Desde el 2012, se han realizado cambios significativos en la legislación sobre la regulación de los juegos de azar. Estos cambios permitieron ampliar a otras compañías las posibilidades de desarrollo de los mercados online y offline.Estos cambios también beneficiaron a los proveedores de casinos online y físicos

El juego online en Hungría

Las actividades de los casinos online en Hungría también es legal. Los primeros juegos de los portales de Internet fueron lanzados en 1998 por la compañía Szerencsejáték. Desde el 2002, los ciudadanos del país obtuvieron la oportunidad de hacer apuestas deportivas a través de SMS. Los cambios finales que actúan hasta ahora en el 2017, se introdujeron en julio de 2013. Fue entonces cuando el estado le otorgó el derecho a los operadores extranjeros a organizar casinos online.

Las actividades de los portales de juego son reguladas por la ley sobre los juegos de azar de 1991 y las modificaciones hechas posteriormente. El derecho de monopolio para abrir un casino online es propiedad del Estado. Para crear un portal de juego online, se debe obtener la concesión correspondiente. La compañía, que abre un portal debe tener un domicilio social en Hungría. La validez de la licencia para organizar las actividades de los portales de Internet es de 5 años.

Sin embargo, según los comentarios de los operadores ya conocidos, la apertura de un casino online en Hungría está relacionado a los altos costos. Como consecuencia, los proveedores extranjeros no buscan solicitar el registro de licencias. Hoy en día en el país están prácticamente ausentes los portales de juego online de los operadores conocidos.

Casinos online en Hungría

Uno de los primros casinos online con licencia en Hungría, por no decir el primero, fue el portal Vegas.hu que fue inaugurado en febrero del 2017. El propietario del sitio es la empresa LVC Diamond. La colección de máquinas tragaperras tiene modelos de diseñadores famosos: Microgaming, iSoftBet, Play’n GO.

En abril, el casino contrajo un acuerdo de colaboración con la empresa Novomatic. Debido a esto, los jugadores húngaros consiguieron acceso a las máquinas de juego mas populares del fabricante como Sizzling Hot, Book of Ra, Lucky Lady´s Charm y otras. Además, los usuarios podrán jugar a la ruleta, vídeo póquer, blackjack y juegos de mesa con distribuidores en vivo. El sitio tiene una amplia variedad de sistemas de pago. Para llevar a cabo una transacción están disponibles las tarjetas de crédito, transferencias bancarias, EPS europeos populares: Skrill, Neteller y demás.

Debe tenerse en cuenta que el pequeño número de casino online con licencia no es un problema global para los jugadores húngaros. Aunque las autoridades están tratando de bloquear los sitios de terceros, las sanciones contra los jugadores que juegan en portales online extranjeros no se aplican. Como resultado, los ciudadanos húngaros a menudo se convierten en clientes de marcas europeas conocidas como Bet 365, Casino Mira, Unibet y otros. Estos casinos online ofrecen bonos decentes, una buena variedad de métodos de pago, una amplia selección de juegos. El único inconveniente es la falta del idioma húngaro en muchos de los portales.

Legislación del juego

El proceso de legalización del juego en Hungría comenzó en 1991. En aquel entonces, se adoptaron varias leyes modernas que regían al mercado del juego como la ley № 34- Sobre los juegos de azar,la misma es el acta base a partir de la cual se lleva a cabo la regulación de los juegos de azar en establecimientos físicos y portales online y la Ley № 16- Sobre las concesiones  reconoce el derecho exclusivo de prestar servicios de juego por el estado.

El primer proveedor en el país fue la antes mencionada empresa de propiedad estatal Szerencsejáték. Al recibir el derecho de monopolio para la prestación de servicios en el campo de los juegos de azar, en un principio era responsable de la gestión de las loterías. El control del mercado de apuestas y la aceptación de las apuestas deportivas lo proporcionaba su compañía subsidiaria TippMix.

En 2005, el ministro de Finanzas de Hungría firmó el decreto número 32, en cuyas disposiciones se definen las normas para la concesión de licencias de juegos de azar y su aplicación. En el país aún se mantenía la política del monopolio. Las compañías de terceros que eran los representantes de la industria del juego de otros países no tenían ninguna posibilidad de entrar en el mercado húngaro.

La situación comenzó a cambiar en el 2006, cuando los propietarios del portal Sportingbet.com pidieron apoyo a la Comisión Europea. Y al siguiente año, Hungría recibió una advertencia sobre la necesidad de abrir el mercado. Por lo tanto, las autoridades estatales se vieron obligados a considerar la modificación de la legislación del juego.

Los cambios posteriores en la ley se hicieron:

  • En el 2010 se introdujo un 30% de impuestos para las ganancias del póquer obtenidas en los casinos físicos.

  • En el 2011 se abrió el mercado para los proveedores extranjeros online.

  • En el 2012 se definieron las condiciones de concesión de licencias para los operadores extranjeros, lo que permite trabajar en el territorio de Hungría.

  • En el 2013 el Gobierno dio derecho para la obtención de licencias a 11 casinos físicos.

  • En el 2015 se publicaron las modalidades de juego responsable.

Sin embargo, las condiciones para organizar las actividades de casino en el país son bastante duras. Como consecuencia, los proveedores extranjeros de servicios no están demasiado ansiosos de entrar en el mercado.

Regulador de los juegos de azar

La función de actuar como regulador de los juegos de azar es ejercida por el Departamento de supervisión de los juegos de azar, que se convirtió en parte de la Administración Nacional de Impuestos y Aduanas de Hungría. Los objetivos del departamento son la concesión de licencias a las empresas de juego, vigilar el cumplimiento de las actividades de los operadores y el cumplimiento de las disposiciones de la legislación vigente, la gestión de registros, contabilidad de auditoría, la identificación de operaciones anormales de los proveedores, la realización de investigaciones pertinentes, la imposición de multas y sanciones, y la supresión de las actividades de las empresas sin licencia.

La administración trabaja en colaboración con la Oficina Nacional de Relaciones Públicas y la Autoridad Nacional de Protección al Consumidor. El Ministerio de Economía Nacional está involucrado en las cuestiones legislativas de la industria del juego.

Licencias del juego

En Hungría todos los tipos de juegos de azar están sujetos a la concesión de licencias del juego específicas, como puede ser la de Juegos de cartas (póquer), la de apuestas (deportes u otros eventos), la de funcionamiento de los casinos físicos y online, la de Máquinas tragaperras o una licencia para los diferentes tipos de loterías, incluyendo bingo, keno, joker.

Sin embargo, la organización de los casinos físicos y clubes de póquer en Hungría siguen siendo un monopolio del estado. En otras palabras, las empresas de propiedad estatal especialmente creadas o las empresas que recibieron la concesión pueden participar en la realización de estas actividades.

Hoy en el territorio de Hungría los casinos físicos de los que puede disfrutar el jugador son el de Sopron en Sopron, el de Win Gyor en Gyor, el Gran Casino en Depretsene, el Onyx en Nyíregyháza y los casinos como el Las Vegas Casino Atlantis, Las Vegas Casino Atrium EuroCenter, Las Vegas Casino Corvin, Las Vegas Casino Sofitel y el Tropicana Casino en Budapest.

El derecho a organizar el juego de las salas de máquinas de juego lo tienen las empresas privadas. Los empresarios que desean abrir un club de juego deben registrar una empresa con un capital demostrable de no menos 180 mil. EUR. La empresa puede participar en una sola actividad, obtener un certificado del departamento, elegir un local que cumpla con los requisitos y contratar personal, comprar e instalar máquinas tragamonedas con no más 5 años desde la fecha de su emisión y obtener licencias para las máquinas tragaperras y sala de juegos. La validez del certificado otorgado es por 1 año y cuesta alrededor de 18 euros. El documento será expedido dentro de los 30 días de su solicitud.

Las licencias del juego se dividen en varias categorías como las de máquinas de juego del 1º grupo, que son los dispositivos capaces de aportar al menos el 80% de las apuestas por cada 100 mil juegos realizados, pero no más de 200 veces del importe de cada apuesta y los aparatos del 2º grupo, que son las tragaperras de vídeo que aceptan no más de 200 unidades de apuesta a la vez y que aportan una ganancia de no más de 25 veces el importe de la apuesta.

Para cada máquina de juego en Hungría es necesario emitir un certificado. Con este fin, las tragaperras deben cumplir con ciertos requisitos como el de no utilizarse más de cinco años desde su fecha de fabricación o el de tener un número de producción y un control integrado.

Para abrir una sala se necesita escoger el local con un área de no menos de 90 metros cuadrados 75 para la instalación de las máquinas tragamonedas y 15 para el montaje de una barra. La idoneidad de la sala se confirma por la evaluación profesional de la oficina del ayuntamiento. El coste mínimo del permiso es de 16 euros. La tasa de impuesto está formada por el impuesto sobre las máquinas de juego, el impuesto por la sala y del 10 al 30% de los ingresos netos. El importe del último impuesto varía en función de la rentabilidad de la institución.

Desarrollo del juego en Hungría

Cuán exitoso desarrollo de los juegos de azar le espera al país, es bastante difícil de predecir. Las opiniones de los expertos difieren sobre este tema. Por un lado, muchos ciudadanos de Hungría se oponen al desarrollo del juego. La política apropiada para la formación de la opinión pública se lleva a cabo por los medios de información masiva. En los programas temáticos muy a menudo se discute el tema del impacto negativo de los juegos de azar en la salud psicológica de la nación.

Además, los usuarios del mercado señalaron que las condiciones de autorización son bastante estrictas ademas del alto coste de las actividades. Sin embargo, también hay factores positivos. Los operadores conocidos buscan agresivamente cambiar la situación. Un ejemplo es el del casino Vegas.hu. El propietario no sólo logró abrir un portal online, sino que también atrajo a la cooperación a socios eminentes. Teniendo en cuenta que el sitio abierto es uno de los pocos que ofrece una interfaz en húngaro, se puede predecir su gran popularidad.

Además, las autoridades de Hungría recibieron una vez más de la Unión Europea recomendaciones de cambios en la legislación vigente. Como resultado de las quejas de Unibet en la discriminación y la opacidad de las leyes, la UE recomendó hacer nuevos cambios en la ley Sobre los juegos de azar del 1991. Una vez que el Gobierno húngaro haga caso de este tipo de recomendación. Los operadores esperan un resultado favorable de los acontecimientos.

Y por último, uno de los eventos más esperados es la creación de un Las Vegas húngaro, el mayor centro de juegos nunca visto en el país, construido por el magnate austríaco en la frontera entre Hungría y Eslovaquia. De acuerdo con estimaciones preliminares del Ministerio de Finanzas el estado recibirá cerca de 2,5 millones de dólares al comienzo del proyecto. Y esta suma es el argumento a favor de los juegos de azar en el país. Hungría es un país donde el juego está legalizado, pero tiene duras condiciones para su organización. Sin embargo, dados los cambios en el mercado observados en los últimos meses, es posible predecir el futuro desarrollo del juego en un modo más favorable y dinámico.