leyes de juego en Liechtenstein

El Juego en Liechtenstein

Liechtenstein es un pequeño estado soberano en Europa occidental, limita con Suiza y Austria. Hasta el 2010, el negocio del juego en el principado era considerada ilegal porque la ley que operaba desde el 1949 prohibía los juegos de azar. Solo la Lotería Internacional (Internationale Lotterie in Liechtenstein Stiftung) era el único juego de azar permitido en el país que está disponible en Internet desde el 1995. ILLF operaba una serie de páginas web de lotería, cada una de las cuales daba un porcentaje de las ganancias a la beneficencia. Sin embargo, en el 2011 la lotería quebró y cesó sus actividades.

En el 2010, el Parlamento aprobó una nueva ley Geldspielgesetz (GSG), permitiendo los juegos de azar por dinero, así como las actividades de casinos físicos en el país. La nueva ley fue elaborada en base a la experiencia suiza. El Gobierno consideró que la legalización de la industria de juegos les daría a los ciudadanos de Liechtenstein unos nuevos puestos de trabajo, el gobierno podría obtener ingresos fiscales adicionales, y el principado aumentaría el número de turistas.

El proyecto de ley entró en vigor en el 2011, pero hasta la fecha en el territorio del Estado no se ha abierto ni un casino físico. Es cierto que en el 2012 se hizo un intento de dar una concesión para las actividades del casino Vaduzerhof AG. Pero el proyecto se cerró debido al hecho de que otro aspirante a la concesión, Almirante AG, presentó una denuncia en relación con la denegación recibida. Los procedimientos judiciales duraron alrededor de un año. Como resultado, el gobierno decidió revisar las normas vigentes sobre los juegos de azar. En octubre del 2016, entraron en vigor las enmiendas dirigidas a la regulación de la concesión de licencias para los establecimientos de juego.

Hasta mayo del 2017, hay dos grandes casinos que están interesados en entrar en el mercado de Liechtenstein: el Admiral Casinos AG y Casinos Austria AG. Ya han solicitado una licencia, y pronto conocerán la decisión de la Oficina de Asuntos Económicos (Amt für Volkswirtschaft). Los analistas sostienen que los nuevos casinos de Liechtenstein serán capaces de competir con los casinos suizos más cercanos, ya que en ese país el porcentaje de impuestos será mucho menor (del 12,5% al 40%) que en la vecina Suiza (52,13%).

Con respecto a los juegos de casino online, están permitidos. Sin embargo, en el país aún no existen registros de casinos online propios. Pero los jugadores de Liechtenstein son libres para visitar los sitios web de los operadores extranjeros. Sus páginas de juegos no están bloqueadas ni prohibidas por la ley.

Los juegos online en Liechtenstein

En Liechtenstein, se permiten los juegos de azar online. De acuerdo con la legislación, el organizador de los juegos online debe publicar en la página principal de la Web su nombre y dirección, la fecha del contrato de concesión, información de que el casino asegura la legalidad del juego por dinero y la indicación de que los menores de edad tienen prohibido jugar.

Antes de comenzar el juego, el organizador deberá exigirle al jugador datos como nombre y dirección, incluyendo su dirección de correo electrónico, fecha de nacimiento y cuenta bancaria o tarjeta de crédito con el nombre y la dirección del propietario.

En la actualidad en el territorio de Liechtenstein no se ha registrados casinos online, pero los jugadores locales tienen libertad para visitar los sitios web de los operadores extranjeros. A su disposición hay más de 100 páginas de casinos online que aceptan apuestas en euros y francos suizos. Por regla general, en estos sitios la interfaz está disponible en alemán.

Tragamonedas más jugadas

Los jugadores de Liechtenstein visitan los sitios web de varios casinos online extranjeros y juegan en las tragamonedas de tales fabricantes como: IGT, Novomatic, WMS, Playtech, NetEnt y otros. Es difícil destacar las máquinas tragamonedas más jugadas o especialmente preferidas por los jugadores. En general, gozan de popularidad las tragaperras Book of Ra, Sizzling Hot, Lucky Lady's Charm, Zeus III, Cleopatra y Pompeii y otras.

Legislación del juego

Hubo muchos intentos de legalizar el juego en Liechtenstein. El primero ocurrió en 1868, cuando el país se enfrentó a graves dificultades financieras. El príncipe Iogann pagó todas las deudas de su propio bolsillo, ya que no quería la presencia de los juegos de azar en el principado. Desde entonces, a través de los años han habido constantemente discusiones sobre este tema, pero todos los intentos de legalizar la industria de juegos de azar no han tenido éxito. Solo en el 2010 el gobierno aprobó la Ley de Juego (Geldspielgesetz), que entró en vigor en el 2011. De acuerdo con esta ley, se considera un juego de azar cualquier tipo de juego por dinero del cual el resultado dependa de la casualidad. Los juego de azar incluyen a los juegos de habilidad. Esta categoría incluye los juegos cuyos resultados dependen en su totalidad o en parte de las capacidades y habilidades del jugador. Como regla general, se llevan a cabo en el casino (póquer, blackjack, etc.), las loterías, los totalizadores, las casas de apuestas, las máquinas tragaperras, torneos de juegos de casino y los juegos de azar online.

La legislación del juego en Liechtenstein está diseñada para asegurar las actividades de juegos de azar seguros, organizados y transparentes; El proteger a los ciudadanos y representantes del sector del lavado de dinero, crimen organizado y financiación del terrorismo a través de los proveedores de juego; Prevenir los efectos socialmente nocivos de las actividades de juego.

Bajo esta legislación del juego, todos los ingresos del Estado procedentes de la industria del juego, deben ser donados a diversos proyectos y actividades de caridad. Se les prohíbe participar en juegos de azar a las personas menores de 18 años, a las que han presentado de forma independiente una solicitud para bloquear el acceso a los juegos de azar para sí mismo con el fin de protegerse contra la adicción al juego, a los que son miembros de las instituciones, miembros de los órganos de control, así como miembros del Consejo Asesor y  a los que adoptaron medidas coercitivas, de acuerdo con la Ley de ejecución de sanciones internacionales.

Las personas que están sujetas a la restricción del juego en el casino son todos aquellos miembros de las instituciones o empleados del casino, a los accionistas que posean un interés de más del 5% en el casino y a los miembros de las filiales de empresas que se dedican a la fabricación de productos de juego o su venta.

Regulador del juego

El principal regulador del juego y de la industria que del mismo deriva en el Principado de Liechtenstein es la Oficina de Asuntos Económicos (Amt für Volkswirtschaft). Este órgano está subordinado al Ministerio del Interior, Justicia y Economía. Precisamente la Oficina de Asuntos Económicos decide sobre la emisión de licencias o concesión para la prestación de servicios en el sector del juego. La supervisión y aplicación de la Ley del Juego se realizan por el gobierno, la oficina de Asuntos Económicos y la FMA.

Licencias del juego

Cada operador que desee organizar un casino en el país debe obtener una concesión del gobierno. No existe un derecho legal a la adjudicación de la concesión. El gobierno tiene el derecho de limitar el número de licencias del juego.

La concesión para las actividades del casino solo se puede otorgar, si:

  • El solicitante, a más tardar dentro de los dos meses siguientes a la fecha de concesión, ha dividido el capital social en acciones nominativas.

  • El solicitante, los principales socios comerciales, los propietarios de las acciones y las personas que tienen el derecho de disponer de la propiedad de la empresa tienen suficientes fondos personales, una buena reputación y garantías de prácticas comerciales impecables.

  • El solicitante, los titulares de las acciones y los principales asociados demostraron el origen lícito de los fondos disponibles a petición del gobierno.

  • La transparencia y la supervisión de actividades de juego y de contabilidad se garantizan no sólo por la administración de la sociedad, sino también según la escritura pública, organizaciones, obligaciones contractuales, reglamentos internos y sistemas de gestión de la calidad.

  • El solicitante garantiza la seguridad y el concepto de diligencia debida social.

  • El solicitante proporciona los cálculos de eficiencia que muestran que la empresa es económicamente viable.

  • El solicitante proporciona un informe sobre los beneficios económicos del casino.

  • El solicitante tiene los recursos correspondientes.

Para recibir la concesión, el operador debe presentar una solicitud a la Oficina de Asuntos Económicos. El gobierno toma la decisión sobre la emisión. Si el número de solicitudes supera el número de concesiones previstas, el gobierno toma una decisión basada en la calidad de servicios de los solicitantes que garantice la realización óptima del objetivo de la Ley de Juego.

Como regla general, las licencias del juego para llevar a cabo las actividades relacionadas con el mismo, es válido durante 20 años. Si esto está justificado por circunstancias especiales, el gobierno puede proporcionar un periodo de validez más corto o más largo. Además, una concesión puede ser prorrogada o renovada. Sin embargo, no es transferible.

El concesionario está obligado a notificar a la Oficina de Asuntos Económicos sobre cualquier cambio significativo en las condiciones de la licencia (investigación criminal o antecedentes penales, la quiebra, la privación o suspensión del procedimiento de concesiones) sin demora, a más tardar cuatro semanas después, además de tener que comunicar a efectos legales sobre la transferencia de acciones en una concentración de más del 5% del capital o de la cesión del derecho a voto en una manos, sobre el aumento o reducción de la acción o la celebración de contratos con socios comerciales claves.

Impuestos del juego

El Estado recauda impuestos del juego sobre los ingresos brutos de cada uno según el tipo de juego:

  • Para un casino no menos del 12,5% y no más del 40%.

  • En caso de lotería y apuestas no menos del 10% y no más del 20%.

  • Para los juegos de azar online no menos del 5% y no más del 12,5%.

Desarrollo del juego en Liechtenstein

A pesar de que el negocio del juego en Liechtenstein esté legalizado desde 2011, en el territorio del país no se ha establecido ni un solo casino físico u online. Sin embargo, dos operadores ya han presentado solicitudes y están esperando permisos del gobierno para abrir sus casinos. Se conocen los nombres de las empresas que pretenden solicitar la concesión y son el Admiral Casinos AG y Casinos Austria AG. Los operadores ya han elegido los lugares de sus casinos y han desarrollado un plan de su construcción.

En futuro próximo, el sector de juegos de azar en Liechtenstein se transformará. Dado que los impuestos de ese país son relativamente bajos, muchas empresas desearán entrar en el mercado de Liechtenstein. Y esto, a su vez, promoverá el rápido desarrollo del juego y la industria, promoviendo como resultado ingresos adicionales al presupuesto.