El juego en Portugal

El Juego en Portugal

El negocio del juego está legalizado en Portugal, tanto el mercado offline como el de los casinos online. Los ingresos brutos anuales de los casinos en el país son de más de 288 millones de euros. Operan 11 casinos. En Portugal no se conocen ningún desarrollador de máquinas de juego y software para casinos. Pero el mercado del juego presenta un desarrollo del juego exitoso, trayendo beneficios sustanciales a las arcas del Estado. El modelo de las zonas de juego parece cumplir con las expectativas y resulta beneficioso.

Casinos online en Portugal

En Portugal, las licencias para los operadores de juego online se pueden diferenciar en Apuestas deportivas fijas, carreras de caballos, Bingo y Juegos de casino (baccarat, dados, blackjack, tragaperras, póquer, etc.). Las normas para la solicitud de una licencia son las mismas que para los operadores de casinos físicos. El permiso tiene una validez de tres años y puede ser prorrogado. El costo de la licencia para los operadores online se distribuye de la siguiente manera:

  • La cuota inicial es de 18.000 euros, más 2.000 euros por cada tipo de apuestas y juego de casino.
  • La cuota por la emisión de una nueva licencia es de 2.000 euros por cada tipo de juego.
  • La cuota por la realización de los juegos que no están incluidos en la licencia inicial es de 2.000 euros por cada tipo.

La prolongación o prórroga de la licencia también se paga. El importe del pago depende del tipo de juego. La cuota para las apuestas deportivas fijas y las carreras de caballos es de 12.000 euros. Para el bingo es de 2.000 euros. Para los juegos de casino es de 12.000 euros más 2.000 por cada nuevo tipo de juego. Además, los operadores tienen que pagar una garantía al obtener la licencia. Garantía de las obligaciones del operador online es de 100.000 euros.

Tragaperras más jugadas

Las máquinas tragamonedas son el juego de azar más conocido en Portugal. A diferencia de España, los mayores ingresos los dan las máquinas tragaperras. El porcentaje de los ingresos de las tragamonedas en la industria es del 81%. Entre las tragaperras más jugadas por los usuarios están Beach Life, Thunderstruck II, Blade, Gladiator y Dragon's Myth.

  • Beach Life es una máquina tragaperras de cinco tambores de Playtech. Tiene 20 líneas de pago, ofrece jackpot y un juego de bonificación con multiplicadores.
  • Thunderstruck II es una máquina tragaperras de Microgaming. Tiene 5 carretes y 243 formas de ganar. Dispone de cuatro niveles de giros gratis con diversas características. El juego de bonificación convierte los tambores en Wild.
  • Blade es una tragaperras de cinco tambores de Playtech. Hay una oportunidad de obtener giros gratis con un multiplicador de premios x5 y símbolos Wild adicionales. El juego de bonificación complementa las combinaciones ganadoras con símbolos adicionales. Además, está disponible el jackpot progresivo.
  • Gladiator es una máquina tragaperras de cinco tambores de Playtech con 25 líneas de pago. Ofrece un juego de bonificación con el jackpot y un juego de bonificación con la posibilidad de elegir el premio: giros gratis, multiplicadores o símbolos adicionales.
  • Dragon's Myth es una tragaperras de cinco tambores de Rabcat. El usuario tiene que conseguir cuatro dragones para activar el bono, obtener giros gratis y activar el juego de bonificación donde las combinaciones se cuentan en ambas direcciones.

Legislación del juego

De acuerdo con las leyes, en Portugal solo el estado puede ocuparse del negocio de juegos de azar. Sin embargo, puede transferir este derecho a los operadores privados en forma de concesiones. Según la legislación del juego en Portugal se definen 10 zonas de juegos como son Azores, Algarve, Espinho, Estoril, Figueira da Foz, Funchal, Porto Santo, Póvoa de Varzim, Troia y Vidago-Pedras Salgadas.

Solo en ocho de ellas están los casinos con la concesión establecida. Las salas de bingo pueden estar situadas solamente en el territorio del casino. La mayor parte de los ingresos proviene de las instituciones en el territorio de Estoril, el 49,5%. Otras de las grandes zonas de juego son Póvoa de Varzim y Espinho. Ellas representan el 15% de los ingresos de los juegos. A las personas menores de 18 años no se les permite jugar ni entrar en el casino. Además, se les prohíbe jugar a los empleados estatales: políticos, jueces, policías, etc. También hay límites en las sumas que se pueden ser gastar en las apuestas.

Cada tipo de juego se rige por normas de la legislación del juego como las de lotería Nacional por el Decreto-Ley Nº 200/2009, las de tarjetas de rasca y gana por el Decreto-Ley No. 314/94, la de los partidos de fútbol (Totogolo) por el Decreto-Ley No. 225/98, las del bingo por el Decreto-Ley Nº 31/2011 y Orden No. 128/2011, las leyes de tragaperras y máquinas de juego por el Decreto-Ley No. 310/2002 y la de las apuestas deportivas fijas por el Decreto-Ley No. 67/2015.

Los juegos de casino se rigen por leyes que regulan las actividades del casino, empleados del negocio de juegos y otros aspectos importantes. Estas son la Ley de Juego del 2 de diciembre de 1989, con modificaciones del Decreto-Ley No. 114/2011 que es la ley principal, la Orden No. 1159/90 (recursos humanos), la Orden No. 217/2007 (reglas de juego) y la Ley No. 8/2006 (requisitos para emplear a un crupier). Los juegos online están regulados por el Decreto-Ley No. 66/2015. Esta categoría incluye todos los juegos de azar que se proporcionan de forma remota a través de una variedad de medios y páginas web.

Reguladores del juego en Portugal

En Portugal existen zonas de juego donde se ubican los casinos. Los tipos de juegos están regulados por ciertas actas legislativas adoptadas en los años 1990 y 2000. En los asuntos de los juegos de azar están implicadas tres organizaciones: El Servicio de Regulación e Inspección del Juego del Instituto de Turismo de Portugal (SRIJ), Santa Casa da Misericordia de Lisboa (SCML) y Comisión de Juego. Cada organización desarrolla sus funciones de seguimiento y control de los juegos de azar.

Los diferentes reguladores del juego que funcionan en Portugal son, la organización del Servicio de Regulación e Inspección del Juego del Instituto de Turismo de Portugal (SRIJ), la Santa Casa da Misericordia de Lisboa (SCML) y la Comisión de Juegos. EL Servicio de Regulación e Inspección del Juego monitorea, inspecciona y regula las instituciones físicas y los juegos de azar online. También apela al juego responsable, ayudando a los jugadores adictos y desarrolla una variedad de estudios del mercado. El servicio proporciona apoyo técnico a la policía, y si es necesario, previene o impone sanciones a los operadores ilegales.

Santa Casa da Misericordia de Lisboa (SCML) es responsable de la supervisión e inspección de las loterías nacionales, carreras de caballos y apuestas fijas hechas en los establecimientos físicos. Comisión de Juego coordina y supervisa las actividades del Servicio de Regulación e Inspección del Juego. Esta organización emite licencias y decisiones regulativas, supervisa los contratos con los operadores y resuelve los problemas administrativos. También comprueba las instalaciones técnicas de las plataformas de juego.

Impuestos sobre los juegos

Los casinos físicos pagan unos impuestos sobre los juegos de una manera especial, ya que depende de la ubicación de la institución de juego. Se deduce de los ingresos brutos y varía del 4,5% al 40%. Las salas de bingo pagan impuesto del 25% por la impresión de las tarjetas.

Los operadores online de juegos de casino y apuestas en carreras de caballos pagan del 15% al 30% de la suma de las apuestas hechas por los jugadores. Los operadores de apuestas deportivas fijas y apuestas fijas en las carreras de caballos pagan del 8% al 15%.

Licencias del juego

Para obtener una licencia en Portugal, el operador debe tomar parte en una licitación pública. La licitación pública es anunciada por el Estado y se lleva a cabo en un marco de tiempo limitado. El operador puede recibir varias licencias del juego, pero cada una cubre un área por separado.

El operador debe tener una oficina en un estado miembro de la Unión Europea o en la zona económica de la UE. También debe cooperar con la administración en materia de impuestos, la prevención del fraude y lavado de dinero. Se requiere que las empresas extranjeras tengan un representante en Portugal. La licencia de las concesiones físicas tiene una validez de 10 años para casinos y 20 años para salas de bingo. El permiso podrá ser renovado por decisión del gobierno, si el operador realiza una solicitud para ello.

El costo de la licencia es individual en cada caso y se decide durante la licitación pública. Por lo general, los operadores pagan a las autoridades una llamada contribución. La suma se basa en el importe de los ingresos brutos. Además, la empresa puede invertir en eventos, acciones o construcciones en el municipio donde se encuentra la institución de juego.

Juegos que requieren licencia

En las zonas de juego La ruleta americana y francesa, los Dados,  el bacará, 21, Punto Banco, Macao, Chemin de Fer y póquer de cinco tipos, el Bingo y las máquinas tragamonedas son juegos que requieren licencia.

Los demás juegos están regulados por el Secretario del Instituto de Turismo de Portugal. Las reglas para ellos se establece por la Comisión de Juego. La mayoría de los ingresos proviene de las máquinas tragaperras. En total las tragaperras dan el 81% de los ingresos brutos totales de todos los casinos. Le sigue la ruleta (6,4%), los dados franceses (3,3%) y baccarat/punto banco (3,3%).